Maria Luz Roncero
jueves, 15 de febrero de 2018

Maria Luz Roncero: "Una de las mayores dificultades es la falta de medios, en concreto, de personal"

Seguimos con nuestro objetivo por conocer mejor a los colegiados COSITAL Valencia. En este caso, nos detenemos en el Ayuntamiento de La Pobla de Farnals para hablar con la Secretaria del Ayuntamiento, Maria Luz Roncero. Con ella descubriremos su rutina diaria y cómo siente ser colegiada de COSITAL Valencia.

¿Cuándo y cómo comenzó a trabajar en el Ayuntamiento?

Empecé a trabajar como Secretaria del Ayuntamiento de La Pobla de Farnals en junio de 2015, tras haber obtenido la plaza en el concurso unitario de ese año.
Venía del municipio de Enguera, en el interior, y surgió la posibilidad de obtener un destino más cerca de la ciudad en la que vivo, Valencia.

Explique en qué consiste su función
Eso me gustaría saber a mí... Es broma!!!
Según la ley, fe pública y asesoramiento legal preceptivo. Pero lo cierto es que nuestra función se extiende más allá, especialmente en municipios pequeños y medianos, donde no hay empleados públicos de titulaciones superiores, por lo que nos corresponde gestionar el día a día municipal.

¿Cuál es la mayor dificultad a la que se enfrenta cada día en su trabajo?
La falta de medios, en concreto, de personal.
Actualmente, mi situación es que cuento con un buen equipo de personas, con interés y voluntad, pero nos es imposible dar cumplimiento a todas las exigencias legales que se nos imponen, especialmente por el Estado y Comunidad Valenciana, ya que no contamos con una plantilla de personal suficiente para ello.

¿Cuáles son los retos del habilitado nacional?
Desde mi punto de vista conseguir unificación.
Unificación en cuanto a tener claro nuestras funciones, nuestras reivindicaciones, criterios homogéneos en la elaboración de informes… Entiendo que esto es lo que nos dará fortaleza como colectivo.

¿Percibe la tan comentada soledad del habilitado? ¿De qué manera?
En mi caso, desde hace años he estado en Ayuntamientos con compañeras interventoras, y he tenido la gran suerte de que he formado, y formo actualmente, un buen equipo de trabajo.
La soledad la percibo más como Ayuntamiento. La soledad del Ayuntamiento frente a la Diputación, la Comunidad Autonónoma, el Estado, con todos sus organismos… Me parece que no nos tienen en cuenta para nada, especialmente cuando legislan. No tienen en cuenta nuestro tamaño, nuestras particularidades, nuestros medios técnicos y personales…

¿En qué situación se encuentra la implantación de la administración electrónica en su Ayuntamiento?

A finales de 2016 nos lanzamos y ahí estamos…

La implantación de la administración electrónica también ha sido una de las situaciones en que hemos experimentado el sentimiento de soledad. El Estado obligando a su implantación sin tener en cuenta la situación especial de muchos municipios, la Diputación que no ha llegado a tiempo...
De todos modos, soy una firme defensora de las virtudes de la administración electrónica, y creo que son más las ventajas que las desventajas.

¿Cuál es el mayor desafío en materia de transparencia al que se enfrenta en la actualidad el Ayuntamiento en el que trabaja?

Poder cumplir con las normas de transparencia. Así, sin más… Ahora mismo es como una “misión imposible”.

¿Qué le aporta formar parte de COSITAL Valencia?

La seguridad que aporta la pertenencia a un grupo de profesionales con mis mismas inquietudes, problemáticas, reivindicaciones… Es fundamental, y más en el panorama actual, estar unidos como colectivo profesional.

¿Hay alguna aportación que le gustaría hacer en COSITAL Valencia?

Seguir en la línea de defender al colectivo, y trabajar en la concienciación a otras Administraciones, en especial a la de justicia, de cuál es nuestro papel, funciones, medios... creo que hay un gran desconocimiento en estas cuestiones, y que eso nos perjudica a nivel global, como colectivo, pero también a nivel personal.

Si tuviera que escoger otra profesión, sería… ¿Por qué?
Creo que algo que no tuviera nada que ver con esto… relacionado con la cultura, el cine…
Pero en realidad no me veo haciendo otra cosa.