Marin Quemada en la inauguracion de CNCE18_5
miércoles, 14 de febrero de 2018

Los habilitados nacionales, responsables en los procesos de contratación pública electrónica

Marin Quemada en la inauguracion de CNCE18_5

    Los expertos alertan de la falta de medios materiales y personales para poder realizar la transformación hacia la licitación electrónica.

    Además de su responsabilidad legal, los participantes en el III Congreso Nacional de Contratación Pública Electrónica han puesto el foco en la responsabilidad moral y ética de los profesionales de la gestión para conseguir unos procesos más transparentes.


Madrid, 14 de febrero de 2018.– La entrada en vigor de la Ley de Contratos del Sector Público 9/2017 implica un nuevo marco legal que supone todo un reto para las administraciones públicas españolas y, en particular, para los habilitados nacionales. Así lo constatan los expertos que hoy se han dado cita en el III Congreso Nacional de Contratación Pública Electrónica (CNCE18), que destacan la responsabilidad legal de estos profesionales a la hora de aplicar los procesos de contratación electrónica.

«El rol de los habilitados nacionales en la transformación digital de las administraciones públicas y la obligatoriedad en la normativa de la contratación pública electrónica» ha sido el tema de la mesa de debate que ha reunido a Víctor Almonacid Lamelas (secretario general del Consell de Ibiza), Antonio Villaescusa Soriano (tesorero y coordinador del plan de implantación de la administración electrónica en la Diputación Provincial de Albacete) y Laura Almonacid Lamelas (interventora del Ayuntamiento de Sant Feliu de Llobregat), moderados por Concepción Campos Acuña (secretaria de Gobierno Local en el Ayuntamiento de Vigo).

La responsabilidad de los habilitados nacionales queda clara en la ley: «tenemos funciones reservadas y, de hecho, la Ley de Procedimiento apunta a la responsabilidad de todos los funcionarios. Además, la Ley de Contratos menciona a los habilitados nacionales y los textos legales afirman que la transparencia es responsabilidad del secretario», afirma Víctor Almonacid, uno de los mayores expertos en contratación pública electrónica.

La nueva Ley de Contratos del Sector Público, además, «otorga a los habilitados nacionales la condición de órgano de contratación en contratos menores», como ha recordado Antonio Villaescusa, que ha calificado esta situación de «aberración jurídica de primer orden».

Otro de los problemas a los que han de hacer frente los profesionales de la gestión es la falta de medios: «la microplanta local se acompaña de escasez de medios materiales y personales. Las diputaciones provinciales tienen que asumir el rol de asistencia en contratación electrónica y deben fijar prioridades», ha explicado Concepción Campos Acuña.

Sin embargo, los ponentes han ido más allá y han apelado a la responsabilidad ética de los profesionales. Laura Almonacid ha sido rotunda: «los habilitados estatales tenemos un papel básico: podemos hacer o impedir que algo funcione. Somos los primeros que tenemos que luchar por la administración electrónica porque ahorra costes, genera eficiencia y facilita los controles financieros, de eficacia y eficiencia que nosotros tenemos que realizar». Se trata, en definitiva, del papel transversal de los profesionales de la gestión, que se convierte, como han coincidido los expertos, en su valor añadido.