IMG_7272
viernes, 6 de octubre de 2017

Una treintena de municipios valencianos, los de mayor presupuesto, podrían quedar sin el control adecuado de los caudales públicos

  • COSITAL Valencia denuncia un aligeramiento del control de los fondos públicos
  • La independencia de los Habilitados Nacionales es necesaria para erradicar la corrupción

Valencia, 6 de octubre de 2017.- La sentencia del TSJ de Madrid como consecuencia de un recurso interpuesto por la Generalitat Valenciana y que impugna un concurso de provisión de puestos de trabajo reservados a funcionarios con habilitación de carácter nacional, ha provocado “una situación realmente absurda”, según COSITAL Valencia, el Colegio de Secretarios, Interventores y Tesoreros de la Administración Local de Valencia.

COSITAL Valencia denuncia que como resultado de esta sentencia, en una treintena de municipios de la Comunidad Valenciana, los de más de 20.000 habitantes, (justamente los que mayor presupuesto público manejan) funciones tan importantes como las que realiza un Tesorero de manejo y custodia de los fondos públicos, pueden ser desempeñadas por cualquier funcionario de la Corporación. 

Esto, según el Colegio de Habilitados Nacionales, y sin ánimo de dudar de la profesionalidad de los funcionarios locales que puedan desempeñar las funciones de tesorería, menoscaba la intención de la norma que obligó a que estos puestos fueran ocupados por Habilitados Nacionales. Estos funcionarios con habilitación de carácter nacional poseen conocimientos adecuados para el desempeño de funciones reservadas y gozan además de una gran movilidad, lo que permite un ejercicio de estas atribuciones con la independencia necesaria para su desempeño con todas las garantías. Único   medio   verdaderamente   eficaz   contra   la corrupción.