security-265130__340
martes, 6 de junio de 2017

La Certificación de los Sistemas de Seguridad, como garantía para el ciudadano y la Administración

Desde Noviembre de 2016 es de obligado cumplimiento tener una certificación de los sistemas de seguridad tanto de empresas como de administraciones públicas. Sobre este tema y otros relacionados con la ciberseguridad en nuestro país se ha hablado en Madrid en la jornada organizada por el Club Diálogos para la Democracia y telefónica.

A este acto han asistido representantes de la seguridad nacional a nivel pública, y también representantes del sector privado que fomentan el cumplimiento del ya implantado Esquema Nacional de Seguridad.

En este sentido, hemos hablado con Óscar Bou, socio de Audertis, que nos ha contado cómo la certificación de los sistemas de seguridad son “una garantía para el ciudadano, ya que se encargan de verificar que esos sistemas cumplen con lo establecido”.

Bou ha señalado que la certificación es obligatoria pero que su aplicación va poco a poco. De momento sólo el 3% de la Administración Pública se está acogiendo a esta certificación. Lo mismo ocurre con los proveedores, “hay pioneros” ha señalado Óscar Bou, pero se tienen que concienciar que es algo obligatorio. Sin embargo espera que más de un 50% de las licitaciones del 2018 exijan explícitamente la certificación de los servicios o sistemas ofrecidos por los operadores privados. 

El socio de Audertis también ha señalado que la certificación sirve para “cerrar una cadena de confianza”. Por un lado de los ciudadanos hacia la Administración Pública, y, por otro, de las Administraciones hacia sus proveedores.

Por último, ha recordado que existe una “necesidad de que tanto administración como proveedores se pongan en marcha para obtener su certificación y ofrecer garantías a los ciudadanos”.