IMG_8426
jueves, 6 de abril de 2017

Entrevista al Presidente saliente, Javier Biosca

IMG_8426
Por Eva Altaver

Javier Biosca es Secretario-Interventor desde el año 89 y se incorpora en el 90 como tal en el Ayuntamiento de Chóvar, en la provincia de Castellón. A los cuatro años promociona para Interventor por la inquietud que le provoca no conocer suficientemente toda la materia económica. Después de su paso por seis ayuntamientos, ahora llega con mucha ilusión a la Vall d’Uixó. Asegura que el cambio siempre es bueno “para nosotros y para los ayuntamientos. Es una oportunidad para mejorar”, afirma el hasta ahora presidente de COSITAL Valencia. Javier Biosca ha estado al frente de COSITAL Valencia desde diciembre de 2010. Ahora deja el cargo. Nos cuenta por qué y su paso por la institución que le ha llevado gran parte de su tiempo libre en los últimos seis años. 

¿Por qué te dejas la presidencia de COSITAL?

Paso a un municipio de Castellón y por lo tanto pierdo la condición de colegiado en Valencia. También necesitaba un cambio después de un período de mucha intensidad en varios frentes,  que me ha provocado un importante desgaste.

Ese es el presente. Ahora nos vamos al inicio de todo esto. ¿Por qué asumiste la presidencia del Colegio hace seis años?

Fue por varias causas. Por un lado, cuando entré en Manises me di cuenta de lo necesario que era contar con un apoyo en el correcto desempeño de nuestra profesión. Además se dio un momento muy convulso porque se abrió un expediente disciplinario a una compañera y nos dimos cuenta de que era necesaria una actitud proactiva para defenderla,  y evitar que estas situaciones pudieran repetirse. A todo esto se añadió el tema de los baremos de méritos específicos en los concursos para proveer las vacantes con los que la gente se hacía un traje a medida, evitando la concurrencia real.

Como digo, todas las cosas citadas anteriormente, hicieron que un grupo de personas nos planteáramos montar una candidatura. Lo hicimos con mucha ilusión, por primera vez hubo dos candidaturas y la nuestra obtuvo un respaldo mayoritario.

¿De dónde se saca el tiempo para llevar a cabo la tarea de presidir esta institución?

Al principio no era consciente de lo que esto iba a suponer. Ha habido cambios normativos especialmente en la materia económica que desde el 2012 provocaron un vuelco en las funciones de los compañeros. Esto supuso mucho esfuerzo por parte mía y de mis compañeros de Junta. Esfuerzo y tiempo que se saca a costa de la familia y del tiempo libre. Realmente, la gente más cercana es la que lo acaba pagando.

Planes de futuro…

De momento volcarme en el Ayuntamiento al que llego y dedicar tiempo a mi familia y a mi. Aunque seguiré siendo miembro de la Comisión ejecutiva y delegado en la Asamblea del Consejo General de COSITAL. En este momento siento que todavía me toca jugar este papel.

¿Qué extraes después de estos años como presidente de COSITAL Valencia?

Vaya por delante, los lazos que he estrechado con los compañeros. Esta función, me ha permitido salir del Ayuntamiento y afianzar las relaciones con otros compañeros. Pero, por encima de todo, está la satisfacción de haber conseguido ayudar a muchos de ellos. Desde que se ha hecho público que me voy, muchas compañeras y compañeros me han enviado mensajes agradeciendo mi trabajo y esto es lo que le da verdadero sentido a lo que he hecho hasta ahora.

Creo que hemos sentado unas líneas de actuación que han contribuido a prestigiar al Colegio y a la profesión.

La verdad es que ha sido un lujo estar al frente de este Colegio. Un lujo que ha supuesto mucho trabajo pero todo lo que vale la pena supone un esfuerzo.