saluda
martes, 31 de enero de 2017

El diario Levante se hace eco de la reivindicación de COSITAL Valencia: 'El colegio de tesoreros pide a los secretarios que emitan informes sobre sus municipios'

saluda

El diario Levante EMV se hecho eco hoy a través de la publicación de una artículo de la reivindicación de COSITAL Valencia en defensa de la figura del tesorero en los municipios de la Comunidad Valenciana. El artículo, escrito por la periodista Maria Bonillo, incluye declaraciones de Javier Biosca, Presidente de COSITAL Valencia, al respecto. Mostramos a continuación el contenido de la noticia:

'El colegio de tesoreros pide a los secretarios que emitan informes sobre sus municipios'

Reclaman al ministerio una prórroga de la ley que obliga a pueblos de menos de 20.000 vecinos a tener pagadores


El Colegio de Secretarios, Interventores y Tesoreros de Administración Local (Cosital) ha pedido a sus colegiados que emitan informes sobre la situación que se está dando en los 478 municipios de la Comunitat Valenciana donde se está incumpliendo la ley por no contar con la figura de tesorero. El órgano reconoce que la reforma del artículo 92 de la ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local por la cual se obliga a la creación de esta figura «ha creado una situación jurídica complicada», en palabras del presidente de esta entidad, Javier Biosca.

Como publicó ayer Levante-EMV, la reforma de este articulado ha dejado fuera de la ley a los municipios valencianos (y de toda España) con menos de 20.000 habitantes. Hasta ahora, solo las localidades de mayor población debían contar con un pagador habilitado por el estado, evitando así que la tesorería cayera en manos de un concejal o personal no cualificado para ello. En los municipios más pequeños, son los ediles o algún funcionario de administración los que llevan adelante esta tarea de gestionar y abonar facturas. La reforma del ministro Cristóbal Montoro buscaba así poner un cortafuegos a la posible corrupción local.

Sin embargo, el problema radica en que, tras una moratoria en la aplicación de esta modificación, el pasado 1 de enero entró finalmente en vigor y ningún ayuntamiento de estas características cuenta con la figura del tesorero.

Actas de reparo

Ante este panorama, el Cosital se ha reunido con representantes del ministerio de Hacienda para pedir lo mismo que el director general de la Administración Local de la Generalitat Valenciana, Antoni Such: que se mantenga la suspensión de esta reforma hasta que se encuentre una solución. También han enviado cartas a los alcaldes para alertarles de la situación de incumplimiento de esta ley.

En opinión de Biosca, la respuesta pasaría por la agrupación de municipios pequeños (los de menos de 5.000 están obligados a dar el servicio pero no a contratar un tesorero), de manera que todos puedan disfrutar de los servicios del profesional sin tener que asumir en solitario su salario, que se estima en unos 60.000 euros al año.

Además, aboga por crear la figura del secretario-interventor habilitado en estas localidades, también de forma agrupada o mancomunada con otras vecinas. «Desde la ley de estabilidad presupuestaria, en 2012, las funciones de los interventores se han multiplicado, están desbordados», lamenta. Mientras, recomienda la redacción de informes por parte de los secretarios-interventores. «No se trata de hacer actas cada pago, pero sí que es necesario dejar constancia por escrito de esta situación. Aún así, con un reparo, el alcalde puede continuar adelante con el pago», aclaró.

Biosca apunta también a las diputaciones como posible salida al conflicto. «Se trata de reordenar lo que ya existe, de priorizar. Se puede hacer mucho desde las corporaciones», añadió el presidente.


Podéis acceder aquí a la noticia completa publicada en Levante EMV.