pexels-photo-40120-large
viernes, 15 de julio de 2016

COSITAL apuesta por la formación para luchar contra el acoso al habilitado

pexels-photo-40120-large

 El procesamiento del alcalde, cinco ediles y cuatro funcionarios del municipio de Palas de Rei (Lugo) tras presuntamente hostigar durante casi diez años a la secretaria municipal, Celia González, según ha publicado el periódico El País, ha traído a la primera plana de la actualidad un problema de enorme gravedad con el que conviven un número indeterminado, pero a buen seguro enorme, de habilitados de nuestro país: el acoso laboral. Los secretarios, interventores y tesoreros de la administración local son funcionarios muy incómodos.

 El letrado del Consejo General de COSITAL, José Luis Rivera, en declaraciones al diario El País, apunta que una buena manera de luchar contra el acoso al habilitado es la formación. Se trata de proporcionar una serie de “habilidades directivas y de comunicación” que no se aprenden durante las oposiciones y que les permitirá enfrentarse con las presiones de políticos y trabajadores municipales.

 Con todo, la ley sigue permitiendo que alcaldes y ediles puedan tomar represalias contra funcionarios que denuncian o investigan malas prácticas. “Simplemente por pérdida de confianza”, señala Rivera, se puede cesar a un secretario o a un interventor puesto que pueden ser cargos de libre designación. Ante esta situación, COSITAL insiste en la necesidad que el acceso a estos puestos sea sólo por concurso y en que, por supuesto, se exija una “estricta argumentación” tanto a la hora de nombrar como de destituir a estos cargos fundamentales para prevenir la corrupción.

 Respecto al caso concreto de Palas del Rei, con enorme repercusión en los medios de comunicación, José Luis Rivera lo califica de “extremo”. Lo habitual, dice, son acosos más sibilinos “en los que te hacen la vida imposible y te obligan a marcharte”.